Permite que mi adoración sea dentro del corazón que se regocija

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk)

Noviembre de 2013
Permite que mi adoración sea dentro del corazón que se regocija

Todas las culturas tienen días especiales como el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, cuando le damos gracias y nos regocijamos en los dones que el universo nos ha dado. Los días dedicados a la acción de gracias son recordatorios útiles para valorar lo que tenemos, pero como Paganos tenemos la suerte de tener muchos rituales de celebración. La mayoría de los ritos incluirán ofrendas de vino, pasteles y otros alimentos; partes en el ritual cuando damos gracias a los dioses por los dones del mundo natural que nos sustenta.

Dando gracias a los antepasados ​​- Olivia Durdin-Robertson

En nuestros festivales honramos y le damos las gracias por una parte particular del ciclo estacional. Estamos en el punto medio entre Samhain, el festival de la muerte, y Yule, la fiesta del renacimiento. En Samhain, dimos gracias a los antepasados​​- los antepasados ​​de sangre, nuestros parientes, antepasados ​​de la tierra, los Paganos que nos precedieron en la tierra que habitamos, y los antepasados ​​de espíritu – aquellos pioneros espirituales que nos han inspirado a través de su trabajo, sus escritos y sus vidas. Este mes, un nuevo espíritu se une a los ancestros: Olivia Durdin-Robertson (13 abril 1917 a 14 noviembre 2013 ), co-fundadora de la Hermandad de Isis (Fellowship of Isis). Una pequeña señora, llena de energía incluso a sus más de 90 años, su obra por la Diosa nunca cesó. Ella fue una inspiración en su devoción a la reactivación del culto a la Diosa y también en su actitud ante la vida, una incesante celebración y alegría.

Alegría

La gente viene al Paganismo por muchas razones. Algunos encuentran lo que están buscando y se quedan, otros se mueven hacia otra parte. Venimos buscando cosas diferentes -crecimiento espiritual, reconexión con la naturaleza, para desarrollar poderes espirituales y mágico, para encontrar lo que otras tradiciones carecen. Una de las razones por las que muchos de nosotros permanecemos es porque también encontramos algo que no esperábamos – una sensación de alegría y asombro. La profunda conexión del Paganismo con el mundo de la naturaleza, y los profundos lazos que formamos con otros en el camino, son una fuente de alegría. De esta alegría, desarrollamos un sentido de gratitud. Cuando estamos alegres, vemos el mundo de una manera nueva. El vaso está medio lleno, no medio vacío. Apreciamos y valoramos el mundo que nos rodea y con quienes lo compartimos.

Hijos de la Tierra y de los Cielos Estrellados

Todos los caminos Paganos hacen hincapié en la importancia de disfrutar de la vida en la tierra y la vida en el cuerpo. Esta es una perspectiva radicalmente diferente del mundo comparado con aquellas tradiciones espirituales que ven la vida en el cuerpo como un exilio de la Divinidad, un tiempo de sufrimiento que nos prepara para una vida mejor en otro lugar. Para los Paganos, la Divinidad está presente en toda la creación, para que podamos encontrar lo Divino en todo nuestro alrededor, si tan sólo tener ojos para verlo. Cuando nos despertamos cada mañana podemos estar agradecidos de que estamos despiertos, que estamos vivos, que somos seres conscientes en este increíblemente hermoso universo que compartimos con nuestros Dioses, que nos encontramos en las palabras de los misterios órficos, “Los Hijos de la Tierra y de los Cielos Estrellados y no hay parte de nosotros que no sea de los Dioses”.

Compasión

La compasión está íntimamente ligada a la alegría y es una cualidad de la sefirá de Chesed en el Árbol Kabalístico de la Vida. Chesed se asocia con el planeta Júpiter en la Tradición Mágicka de Occidente; es el planeta regente de Sagitario, el signo astrológico al que vamos a entrando. A medida que entramos en Sagitario, comenzamos la transición de enfocarnos en la muerte a la época de pre-Yuletide, tiempo de regocijarse mientras esperamos el renacimiento del Sol. Es un tiempo para entregarnos a la compasión y la alegría. Permitimos un movimiento interno de la energía mediante el cual se llega al universo y permitimos que un cierto tipo de sentimientos fluya desde nosotros- un calor amoroso que es abierto y sin prejuicios, un calor de amor que abraza al mundo. Este sentimiento es lo que en el Budismo se llama mettā, la bondad amorosa.

“Yo solía ser Blancanieves, pero me quedaba”. Mae West

Las meditaciones Budistas a menudo incluyen una etapa de enfocarse en metta y enviar bondad amorosa hacia uno mismo y hacia otros. ¿Por qué empezar por nosotros mismos? El ser realista acerca de nosotros mismos y aceptar nuestras debilidades y fracasos es un paso importante en el crecimiento espiritual. Si podemos aceptar nuestras propias imperfecciones, podemos aceptar más fácilmente las fallas de los demás. Amar a nosotros mismos no significa pensar que somos perfectos, sino aceptar que somos imperfectos pero que estamos tratando de hacer lo mejor en el mundo, al igual que los que nos rodean.

Meditación de la Compasión

Una meditación sobre la compasión es una buena manera de comenzar y/o terminar cualquier meditación diaria que hacemos en el período previo a Yule. Cuando nos permitimos ser canales de la compasión amorosa estamos haciendo un acto de voluntad mágica. Trabajar con dichas energías es poderoso y transformador porque ellas cambian nuestro estado interior y esto, a su vez, cambia la forma en que interactuar con los demás. Nosotros permitimos convertirnos en conductos para algo que es mucho más grande que nosotros. Nos convertimos en el cáliz desbordante del Grial.

Visualiza una imagen de tí mismo de pie delante de tuyo, irradia amor y compasión hacia tu yo, frágil y humano.

Visualiza una imagen de alguien que ames a tu derecha, irradia amor y compasión hacia él o ella.

Visualizar detrás de ti a alguien a quien usted tiene sentimientos neutros, tal vez un compañero de trabajo o vecino, irradia amor y compasión hacia él o ella.

Visualiza a tu izquierda a alguien con quien tienes dificultades, irradia amor y compasión hacia él o ella.

Visualiza los cuatro rodeándote e irradia amor y compasión hacia las cuatro direcciones.

Ahora permite que tu amor y compasión se expanda y fluya más, para llenar el espacio a tu alrededor, la habitación, tu casa, y luego alrededor de tu casa y más allá de tu barrio; y finalmente más allá en los lejanos horizontes.

Permanece atento a las otras personas alrededor del mundo que también están irradiando compasión. No está solo(a), sino que eres parte de una comunidad espiritual trabajando para hacer del mundo un lugar mejor, ahora y en el futuro.

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com
Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk)
Para leer el artículo Original en Inglés presiona aquí.

One thought on “Permite que mi adoración sea dentro del corazón que se regocija”

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: