La Lanza es al Caldero, La Lanceta es al Grial

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk)

Junio de 2014
La Lanza es al Caldero, La Lanceta es al Grial

El sol es invisible en las personas, pero visible en el mundo; sin embargo, ambos son uno y el mismo sol.
Gerhard Dorn, Theatrum Chemicum Volumen 1,  Speculativa Philosophia

Cada uno de nosotros tiene un camino único hacia el Paganismo. Algunos de nosotros creemos que cuando estamos en la naturaleza percibimos mucho mejor lo sagrado y lo bendito: nos sentimos más cerca de lo Divino bajo el cielo que bajo los edificios. Para algunos es la Divinidad Femenina, la Diosa, quien nos llama. Otros se sienten atraídos por una deidad antigua en particular o panteón. Puede ser que experimentamos la mente Divina del universo como una energía abstracta en lugar de una deidad personal. Puede que estemos buscando incluso no adorar a una deidad, sino el alcanzar un estado de conciencia en el que nos sentimos unidos y en comunión con la naturaleza, con el universo más amplio y con toda la humanidad.

La Búsqueda Sagrada

Holygrail-187x300
The Damsel of the Sanct Grael” or “Holy Grail” by Dante Gabriel Rossetti (1874)

Nuestro camino Pagano puede o no incluir los ritos formales de iniciación, pero muchos de nosotros compartimos un sentido de que estamos en un viaje iniciático, una búsqueda sagrada. Ese viaje puede comenzar por razones que son profundamente personales. Puede que estemos buscando sanación, consuelo, amor, poder, conocimiento o sentido. Puede que ni siquiera sepamos por qué o qué estamos buscando; sólo que tenemos una profunda sensación de que los seres humanos tenemos un propósito, y que hay más en la vida que la recompensa material y el éxito.

Encima de algunos de los templos de las antiguas tradiciones misteriosas yacían las palabras, “Conócete a ti mismo.” La implicación es que, si queremos crecer cerca de los dioses, debemos saber quién y qué somos. Pero esto no es estático, está en continua evolución. A medida que practicamos nuestro Paganismo y conocemos a otras personas que comparten nuestros valores y poseen visiones compatibles; y, a medida que empezamos a trabajar  con otros, tal vez en Rito, en el trabajo ambiental o en eventos de la comunidad; el viaje comienza a cambiarnos. Empezamos a entender nuestros puntos fuertes y nuestras limitaciones. Y, si trabajamos con los demás, empezamos a ver lo que nuestra contribución puede ser para el gran esfuerzo global que hemos emprendido juntos. Este esfuerzo es a veces denominado como “La Gran Obra”. Las personas tienen muchas maneras diferentes de interpretar el significado de esta expresión, pero una de éstas es que la Gran Obra es la transformación de la humanidad. Y ese trabajo debe comenzar con lo que está más cercano a nosotros: nosotros mismos.

Símbolos, no palabras

El Paganismo contemporáneo no es una “religión del libro”. Los objetos simbólicos son más importantes que las palabras escritas. Gran parte de la enseñanza se transmitía sutilmente, a través de ritos y acciones simbólicas. Estos modos pre-verbales y ancestrales de comunicación hablan con la parte derecha del cerebro en lugar de la izquierda. Al emplear el cuerpo y participar físicamente en nuestros ritos, abrimos el ojo interno para ver. Permitimos que las imágenes y los símbolos hablen con nuestro inconsciente, para que éstas nos despierten a percepciones y significados que pueden guiarnos en nuestro camino.

Matrimonio de verano

Algunas de las acciones rituales de nuestras tradiciones se vuelven tan familiares que podemos apenas notarlas, pero nuestra exposición repetitiva a ellas se vuelve como una especie de apropiación educativa, que empezará a formar nuestra visión del mundo con el paso del tiempo. Para muchos de nosotros, el cáliz o copa se encuentra siempre ahí, tanto así que podemos dejar de notar el gesto simbólico que repetimos en cada rito durante la unión de la copa con la daga o con la varita.

Este gesto es central en el Pleno Verano, cuando muchos de nosotros celebramos el matrimonio del fuego y del agua, la unificación de la Lanza de Lugh y el Caldero, la matriz acuosa de la Diosa. El Caldero, la Copa, el Grial y las vasijas alquímica, como receptáculos sagrados, tienen propiedades similares. Transforman lo que contienen en algo que es más que la suma de las partes. El Matrimonio Sagrado da nacimiento al oro alquímico, el niño solar prometido, al elixir dorado de la sanación y la inmortalidad,  y, al sol interior del Yo Verdadero.

Indiana Jones y la última cruzada

Puede parecer un gran salto desde el Yo Verdadero hasta Steven Spielberg, pero su película “Indiana Jones y la última cruzada” retoma la idea de la Búsqueda del Grial y toca algo historia verdadera de la obsesión de los cazadores Nazis del Grial,  por encontrar esta reliquia sagrada. Sean Connery interpreto el papel del profesor Henry Jones, un experto del Grial que es secuestrado por los Nazis para obligarlo a revelar el paradero del Grial. Su hijo, el aventurero Indiana Jones (Harrison Ford) intenta rescatarlo, pero el Profesor Jones es baleado. Y, para salvarlo, Indiana Jones debe obtener el Grial de la cueva donde por siglos ha permanecido escondido y custodiado; para verter agua de éste en la herida de su padre. El Grial sana al profesor pero destruye a la doctora nazi, Else Schneider, cuando ella trata de tomarlo para sí misma; y luego, el Grial pasa del mundo de la manifestación hacia el Otro Mundo.

Ahora es cuando el verdadero propósito del viaje es revelado. No se trata de la posesión de un poderoso objeto mágico, ya que, por lo que sabemos, si no encontramos lo que buscamos dentro de nosotros, nunca lo podremos encontrar fuera de nosotros. El objetivo de ésta búsqueda es el de ser cambiados por el viaje.

El profesor Henry Jones: Elsa nunca creyó en el grial. Ella pensó que había encontrado un premio.
Indiana Jones: ¿Y qué encontraste tú, papá?
El profesor Henry Jones: ¿Yo? Iluminación.

Convirtiéndose en el Grial

La búsqueda del Grial es un viaje hacia el interior, hacia el Ser Verdadero, el centro oculto de nuestro ser; pero ese no es el final de la historia. El matrimonio sagrado del Caldero y la lanza en verano, también se relaciona con el Rey de la Tierra, quien simboliza la voluntad de servir a los demás y el mundo en general. El Medio Verano es un momento para reafirmar nuestra dedicación a la búsqueda espiritual, no para lograr algo, pero para llegar a ser algo. El secreto es no encontrar el Grial, sino que convertirse en el Grial: una fuente de amor, compasión y visión espiritual de la que otros puedan beber.

Soy un pozo en el desierto,
Contengo la luz y el agua,
pueden sacar de mí lo que quieran.
La luz del sol y la luna me reponen,
Yo soy el Grial.

Comenzando el Domingo 7 de Octubre, 2014, Vivianne Crowley va a dictar ONLINE un curso detallado de cuatro semanas para el Seminario Cherry Hill a cerca de “El Grial y la búsqueda espiritual”.
Pueden encontrar mayor información en inglés aquí:
http://cherryhillseminary.org/students/fall-2014-courses/the-grail-and-the-spiritual-quest/

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk)

For English press here

3 thoughts on “La Lanza es al Caldero, La Lanceta es al Grial”

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: