Esta es la temporada para estar alegre

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk)

Esta es la temporada para estar alegre… a menos que estés deprimido.

Mis ojos oscuros miran la noche
con la esperanza del amanecer venidero.
¿Qué anhelas tu,
que tomas al día como tu padre y tu madre,
para cuando éste termine?

El cambio de año es una época tradicional para hacer resoluciones del Año Nuevo. Idealmente, reflexionamos conscientemente en el año que está pasando y nos proyectamos hacia cómo nos gustaría que el próximo año evolucione: lo que nos gustaría hacer y lograr, lo que nos gustaría cambiar acerca de nosotros mismos y del mundo que nos rodea… puede que la mayoría de estas resoluciones se desvanezca rápidamente de la memoria; pero una manera de ayudar a fijarlas en nuestra psique es el crear un ritual alrededor del Año Nuevo para reflexionar sobre él, los éxitos y los fracasos, los dolores y alegrías; y, para atesorar las cosas que concluimos como buenas, dejar de lado aquellas que es mejor olvidar, y encontrar nuevas formas de avanzar hacia adelante.

Algunos recuerdos dolorosos conservaremos, como por ejemplo los de los seres queridos que han fallecido; sin embargo, otros recuerdos ya no serán necesarios. El ciclo de las estaciones que celebramos como Paganos nos enseña la realidad del universo: nada es permanente. El pasado ya no existe, salvo en nuestros recuerdos. Si tenemos el valor, podemos dejar ir todo aquello que ya no necesitamos.

Encontrar el punto en el centro

¿De dónde viene este valor? A veces no somos valientes. Muchos de los problemas del mundo nacen del miedo: miedo a lo desconocido, miedo a quién o a lo qué es diferente de lo que conocemos.

Las diferencias son un desafío. Representan el vacío entre cómo nos gustaría que las cosas sean y cómo son en realidad. Reaccionamos al miedo de muchas maneras diferentes, a veces escapamos y a veces agredimos. A veces la estrategia que elegimos es la correcta. A veces nace del instinto y del hábito, y nos lleva por mal camino y hace que estemos por debajo del potencial de lo que podemos ser.

Cuando la vida se vuelve difícil tenemos que recurrir a toda nuestra experiencia espiritual y mágicka para que nos ayude a situarnos en el centro de las fuerzas opuestas que nos tiran hacia una dirección u otra, para estar en ese punto de quietud dentro del centro del círculo en el cual podemos encontrar la calma y la paz, y la capacidad de elegir. Es esta capacidad de elegir la que nos hace humanos: seres conscientes capaces de actos de voluntad.

Volviendo a los Poderosos

El cambio de año es un momento de celebración. Es también una época en la que nos podemos sentir más desolados si no todo está bien en nuestras vidas. Si las campanas están sonando y los fuegos artificiales están explotando con la alegría de temporada, pero esto no es igual a cómo nos sentimos, entonces la brecha entre la realidad y la expectativa puede ser dolorosamente intensa.

La mayoría de las veces podemos encontrar la voluntad de seguir adelante y buscar mejores días por venir, pero todos tenemos momentos en los que la vida parece abrumadora. Los temores, penas y decepciones nos invaden. En lugar de estar de pie en el centro del círculo aprovechando las fuerzas de oposición, puede que nos encontremos abrumados, inmóviles, incapaces de enfrentarnos a lo que nos rodea e incapaces de tomar las decisiones y las elecciones que necesitamos. ¿A quién podemos recurrir  entonces, para ayudarnos? ¿Qué es lo que hay en el Paganismo que nos puede dar algo para aferrarnos?
En algunas tradiciones espirituales en los momentos de problemas las personas acuden a sus deidades patronas con las que tienen una relación personal. Nosotros podemos tener una relación personal con la Diosa o el Dios a los que servimos como sacerdotisas o sacerdotes. Cuando las sombras se alargan, podemos recurrir a nuestra deidad patrona para solicitar su asistencia. Pero muchos de nosotros, como Paganos, tenemos una relación más distante con la deidad. Si nuestra orientación principal es Gaia, o la conciencia del universo, es posible que no sintamos que la divinidad esta preocupada por nuestros problemas personales. Puede que pensarlo sea abrumador o que en nuestro corazón y oídos sepamos que es bastante trivial, en el gran esquema de las cosas. De hecho, recordándonos a nosotros mismos que puede que esto sea todo lo que se necesita para llegar a la conclusión de que tal vez somos capaces de tomar el control de nuestra vida y tomar las decisiones que queremos para lograr seguir adelante.

No viajamos solos

Por otra parte, no tenemos siquiera que arriesgarnos a la aventura solos,
porque los héroes de todos los tiempos nos han precedido:
el laberinto se conoce a fondo;
sólo tenemos que seguir el hilo de la trayectoria de héroe.
Y donde habíamos pensado encontrar una abominación,
hallaremos un dios;
donde habíamos pensado viajar hacia el exterior,
hemos de llegar al centro de nuestra propia existencia,
y donde habíamos pensado estar solos,
estaremos con todo el mundo.
Joseph Campbell (con Bill Moyers). El poder del mito. Editado por Betty Sue Flowers. Nueva York: Doubleday y Co., 1988.

Si no tenemos una relación íntima y personal con una deidad, esto no nos deja espiritualmente aislados ni solos. Hay fuerzas en el universo que están más cerca de nosotros que la conciencia que mueve el universo; y no me refiero a los ángeles o demonios. Muchos de nosotros honramos antepasados espirituales, o a los Poderosos, seres humanos que han recorrido el camino en el que ahora andamos y han sido pioneros en el camino que ahora buscamos crear. Ningún camino de uno será el mismo que el del otro, pero los innovadores que han ayudado a crear el Paganismo post-Cristiano que hoy  practicamos nos han dejado los mapas del territorio que buscamos para navegar.

Nuestros antecesores espirituales eran santos cuando vivieron.

Image by Ghjseppu, licensed under Creative Commons 3.0
Image by Ghjseppu, licensed under Creative Commons 3.0

El Paganismo es una tradición de la tierra y si somos sabios permaneceremos lo suficientemente enraizados como para saber que los seres humanos nunca hemos sido perfectos cuando vivos y que el haber muerto no nos hace de repente infinitamente sabios. En Samhain como el velo entre los mundos se hace más fino, a menudo invitamos a los antepasados, a los Poderosos, a unirse a nosotros, pero no necesitamos ignorarlos en otras ocasiones. Los que han salido del cuerpo no se olvidan necesariamente de este mundo y lo dejan atrás. Muchos se quedan cerca de él, preocupada por su suerte. A menudo se aproximan hacia nosotros cuando meditamos y cuando lo hacemos nuestros rituales. Ellos sienten amor y preocupación por los que continuamos.
Las actividades rituales son formas de aprovechar las energías. Estas pueden ser las energías de las personas en el espacio ritual,  y también las energías de los tiempos y marea estacional. En la época en la que la psique humana de muchos se vuelve hacia la renovación del año, yace un buen momento para aprovechar la ola de renovación para nuestras vidas.

Si nos mantenemos dentro de nuestro círculo o espacio ritual y pedimos la guía de los ancestros en el año nuevo, puede ser el preludio ideal para la adivinación de aquello que nos ayude a ver el camino para realizar todo lo que queremos hacer en el próximo año. Podemos invitar a los Poderosos para que se acerquen para aconsejarnos y para guiarnos en cualquier problema que enfrentamos; para facilitarnos aquellas pistas útiles de sincronicidad que nos hacen notar los destellos de claridad interior, las avenidas, las oportunidades, las conexiones que, de otra manera, no podríamos haber notado. Pueden no ser omnisapientes, pero cuando damos un paso fuera del cuerpo y hacia el reino eterno, llegamos hacia un estado del ser donde el pasado, el presente y el futuro son igualmente “ahora”. Si nos acercamos a ellos, podemos dar un paso en este reino eterno por un tiempo, al lugar en el centro, donde todo el potencial que tenemos dentro de nosotros está latente, el niño sol y el héroe solar con nosotros, que están listos una vez más para enfrentar y abrazar el mundo.

One thought on “Esta es la temporada para estar alegre”

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: