Adiós Sir Terry Pratchett

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk) 

Adiós Sir Terry Pratchett

Cuando sea el momento de dejar de vivir, voy a hacer de la muerte, sin duda, mi elección número uno!

Terry Pratchett, El Último Continente, Discworld 22, 1999, Londres, Corgi, p. 394.

La semana pasada los medios del mundo anunciaron la muerte del novelista británico de fantasía Terry Pratchett (28 de abril 1948 – 12 de marzo de 2015). Después de 70 libros, 70 millones de ventas en 37 idiomas, y 44 años como escritor profesional, uno de los más ingeniosos, inteligentes e interesantes de los autores que hayan pasado hacia el Más Allá.

Terry escribió sobre mucho de la Muerte, un ser que se tomó su trabajo muy en serio y, a menudo pareció pillar a sus víctimas por sorpresa.

¿QUÉ PIENSAS, dijo la Muerte. ESTOY REALMENTE AQUÍ, MUCHACHO?

“Sí”, dijo Mort lentamente. “Yo … yo he visto a las personas. Creo que te miran pero no te ven que. Tu les haces algo a sus mentes.”

Muerte sacudió la cabeza. ELLOS LO HACEN TODO ELLOS MISMOS, dijo. NO HAY MAGIA. LA GENTE NO PUEDE VERME, ELLOS SIMPLEMENTE NO SE PERMITEN HACERLO. HASTA QUE ES EL TIEMPO, POR SUPUESTO. LOS MAGOS PUEDEN VERME, Y LOS GATOS.

PERO TU HUMANO PROMEDIO… NO, NUNCA. Sopló un anillo de humo en el cielo, y añadió: EXTRAÑO PERO CIERTO.

Terry Pratchett, Mort, Mundodisco 4, 1987, Londres, Corgi, p.36.

Terry era alguien que estaba dispuesto a mirar a la muerte a la cara.

El hombre en busca de una espada

Terry_Pratchett_2005-208x300
Photo credit Wikipedia Commons

Conocí a Terry Pratchett hace un cuarto de siglo cuando planeamos nuestra primera conferencia interna de la Federación Pagana. Terry estuvo rápidamente de acuerdo en apoyarnos. Él vino con su típico sombrero negro Fedora, vestimenta insignia; y su charla nos dejó con lágrimas rodando por nuestras caras de tanto reír. Juzgó con humor nuestra impresionante variedad de contendientes para la competencia de ‘Mejor Magrat’. En caso de que ustedes no sepan: Magrat Garlick, Yaya Ceravieja y Tata Ogg son las brujas del coven Lancre. A diferencia de las otras, Magrat es una bruja de la Nueva Era, una entusiasta usuaria de cristales y, para Yaya Ceravieja, una abominación aún más indignante, velas de colores!

Terry quedó impresionado por cómo los competidores talentosos trajeron sus personajes a la vida. Entregado-equitativamente, y de forma adelantada a su tiempo, otorgó los premios a dos mujeres y a un hombre. También examinó algunas de las espadas a la venta, pero no pudo encontrar nada que se aproximara a lo que quería exactamente. Años más tarde, cuando fue nombrado caballero por la Reina, él fundió el metal para su propia espada de los depósitos de hierro desenterrados de un campo cercano a su casa 14 millas al sur de Stonehenge. Mezcló el metal con un poco de meteorito pararrayos de hierro. Era, según él dijo: “… altamente mágico, tienes que echar esas cosas dentro, ya sea que creas en ello o no”.

Autor pagano-amigable

Años más tarde, en el circuito de fantasía del autor llegué a conocer mejor a Terry y encontré que su humor se avivaba en la mejor manera posible durante esas largas y frías horas detrás de los escenarios entre charla y charla. Para alguien que se consideraba en primera parte ateo y en segunda agnóstico, Terry sabía mucho sobre el paganismo. Admiraba el trabajo de Ronald Hutton y sus libros están llenos de esas ideas que hacen más sentido cuando uno ha pasado años en grupos paganos.

Era un lugar donde se reunían las brujas.

Esta noche un fuego brillaba en lo más alto de la colina. Figuras oscuras se movían en la luz parpadeante. La luna se deslizó a través de un encaje de nubes.

Finalmente una figura alta y puntiaguda con sombrero de copa, dijo: ”¿Me quieres decir que cada uno trajo ensalada de papas?

Terry Pratchett, Brujas de Viaje, Mundodisco 12, 1992, Londres, Corgi, p.17.

La muerte parecía preocupar a Terry

Quizá Terry sintió que la muerte lo reclamaría mucho antes de que él, su familia, amigos y fans lo desearan. La muerte aparece como un personaje importante en sus libros y Terry a menudo se refería a ÉL. La reseña publicitaria para su novela Tiempos interesantes, Disccord 17, 1995, decía: Terry Pratchett nació en 1948 y todavía no ha muerto. Comenzó a trabajar como periodista un día de 1965 y vio su primer cadáver tres horas más tarde, la experiencia laboral significaba algo en esos días. En 2007, Terry fue diagnosticado con atrofia cortical posterior (ACP), una forma rara de demencia. Solemos pensar en la demencia como algo que tiene que ver con la memoria, pero en PCA hay una degeneración progresiva de la corteza posterior del cerebro responsable del procesamiento de la información visual. Se manifiesta en el aumento de la dificultad con la lectura, ortografía, matemáticas, la conducción y el uso e identificación de objetos comunes. Para un escritor como Terry, esta fue una trágica enfermedad, pero se las arregló con la ayuda de la tecnología y asistentes para continuar produciendo libros hasta muy cerca del final de su vida.

Muerte no es cruel – apenas terrible, terriblemente bueno en su trabajo.

Terry Pratchett, Sourcery, Discworld 5, 1989, Londres, Corgi, p.8.

Después de su diagnóstico Terry también se lanzó a una nueva ocupación: activismo. Se convirtió en un padrino de la Investigación de Alzheimer UK y dio una donación de $1 millón para la caridad. También comenzó una campaña para la legalización en el Reino Unido del suicidio asistido. En 2010, Terry fue invitado a ser el primer novelista en dar la prestigiosa e importante conferencia de Dimbleby. La enfermedad ya estaba abriéndose paso, por lo que Terry invitó a su amigo el actor Tony Robinson para que le ayudara en la entrega del discurso: “Apretando Manos con la Muerte”. Terry hizo una súplica elocuente y conmovedora por lo que él llamaba la “solución de sentido común”: que las personas con enfermedades incurables deberían ser capaz de elegir cómo y cuándo morir.

Esta era una cuestión que ya había tocado mi vida dos veces. La primera vez fue cuando mi madre se estaba muriendo de cáncer y un médico sabio y simpático nos ayudó a tomar una decisión “de sentido común” de permitir que una condición no siga tratamiento y así acelerar su fin. La segunda fue cuando yo estaba gravemente enferma. Balanceándome entre la vida y la muerte yo estaba feliz de ir hacia adelante o hacia atrás de la frontera, pero la tierra de nadie, en el medio, no era un lugar para estar.

NO PENSAR COMO MORIR, dijo Muerte, SÓLO PIENSA EN ELLO COMO EL SALIR TEMPRANO PARA EVITAR LAS PRISAS.

Neil Gaiman y Terry Pratchett, Buenos Presagios, 1991, Corgi, London, p.198.

Mis experiencias formaron mi visión de la muerte asistida, pero la conferencia de Terry trajo el asunto a la vanguardia de mi mente una vez más. Ese verano realice un taller con un grupo internacional de Wiccans y nos pasamos varias horas en discutir cómo este tema había tocado nuestras vidas y lo que sentíamos al respecto. Todos creíamos en la santidad de la vida como un regalo precioso y hermoso de los dioses, pero era evidente que la mayoría de nosotros éramos de la firme opinión de que los individuos son autónomos, que somos dueños de nuestros propios cuerpos, y que deberíamos tener el derecho para acabar con nuestras vidas si nos encontramos con una enfermedad terminal. Más tarde ese año, tuve la suerte de participar en la apertura del evento de Terry en la Conferencia del Partido Conservador para la legalización del suicidio asistido. El Partido Conservador nunca ha sido favorable a puntos de vista no-cristianas, pero la elocuencia de Terry, su sinceridad y autenticidad, ganaron a muchos.

Caminando brazo con brazo

Con su estilo característico, Terry organizó que el final de su vida sea tuiteado así:

Terry Pratchett ✔ @terryandrob
POR FIN, SIR TERRY, DEBEMOS CAMINAR JUNTOS.
15:06 – 12 de marzo 2015
Terry Pratchett ✔ @terryandrob
Terry tomó el brazo de la Muerte y lo siguió a través de las puertas hacia el desierto negro bajo la noche sin fin.
15:07 – 12 de marzo 2015

Terry nos dejó a todos muy pronto. Él será extrañado y llorado por millones, pero el trabajo que ha hecho por la literatura y la caridad, vivirá.

Se puede ver aquí la conferencia de Terry Pratchett del 2010

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk)

One thought on “Adiós Sir Terry Pratchett”

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: