Presenciar el Ahora

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk)

Presenciar el “Ahora”

 

Tres veces deosil, en la mañana del mundo,

Yo circundo dentro de mis pensamientos que invaden.

Por fin un lugar de paz –

Llego al centro del silencio.

Vivianne Crowley (1993)

 

Estamos en la transición del ciclo solar de Tauro hacia Géminis, equilibrado entre la experiencia sensorial Taurina del mundo a través de los sentidos físicos, y la mente y el intelecto de Géminis. La deidad regente Venus, asociada con el amor físico y el placer sensorial, da paso a Mercurio, una deidad de la comunicación, del pensamiento rápido, de las nuevas ideas y la innovación. Encontrarse en medio entre dos influencias diferentes puede ser difícil – es más sencillo ir con uno u otro pero, los Paganos no serían Paganos si no nos gustara hacer cosas difíciles.

Photo courtesy of Shutterstock.
Photo courtesy of Shutterstock.

Experimentar el mundo que nos rodea

Nuestros sentidos son como instrumentos calibrados finamente que son bombardeados por lo que ingresa del mundo exterior. Para funcionar debemos establecer una forma en la que esto no nos abrume, y así crear un espacio dentro de la psique para poder concentrarnos en las tareas de la vida cotidiana. Pero, la vida contemporánea nos enseña a dar prioridad a aquello en lo que nos enfocamos y con demasiada frecuencia equivocamos esas prioridades. Nos centramos en trivialidades, las menos importantes, menos relevantes; y eso puede distorsionar nuestra visión del mundo que nos rodea. Esto podría sonar como una cuestión puramente fisiológica o una que tenga que ver con la salud psicológica. Tener un enfoque distorsionado, mirar el mundo como a través de una lente manchada y distorsionada, si afecta nuestra salud en muchos niveles. E Igualmente importante es el efecto que esto tiene sobre nuestra salud espiritual.

Encontrando ‘un punto unísono’

Mi pensamiento al entrar en Géminis, que será el de la mayoría que piensa en los signos, es que el no participar de nuestro aparato sensorial de forma óptima, afecta a nuestro Paganismo. Para poder apreciar el universo interconectado en el cual vivimos, tenemos que tomar tiempo para dejar de estar “en nuestra cabeza” con nuestros pensamientos y emociones fragmentados, arremolinándose ocupados y compitiendo. Pasamos la mayor parte del día tratando de hacer múltiples tareas. Pensamos mientras conducimos, mientras cocinamos, mientras ponemos a los niños a dormir. Estamos haciendo constantemente una cosa, mientras tratamos de pensar en todas las otras cosas que compiten por nuestra atención.

La única vez cuando es probable que estemos totalmente en el presente es cuando estamos ritualizando, cuando nos ocupamos en actos de devoción a las deidades, o de magia(k), la ciencia y arte de la transformación de un estado de existencia hacia otro. Toda nuestra atención y los sentidos se centran en ese acto de adoración o transformación, y nos convertimos por un solo momento en “en punto unísono”, Los pensamientos competidores, las emociones y sensaciones que normalmente se arremolinan a través de nuestra psiquis son unificados en acciones enfocadas e individuales.

La conciencia del “ahora”

Mindfulness significa prestar atención de manera particular en el propósito, en el momento presente, y sin juzgar”

(Kabat-Zinn 1994, 4).

Hay un gran debate en la actualidad sobre las técnicas de mindfulness, derivadas del budismo, y sus beneficios. La neurociencia nos muestra que la atención plena cambia nuestra fisiología del cerebro y, por lo tanto, nuestra futura experiencia del mundo. Alrededor de 20 minutos al día empleados en la conciencia consciente cambia nuestra percepción del mundo y nos permite, por así decirlo, ver todo nuevamente pero con una visión renovada; como la visión de un niño que está recién descubriendo la existencia. Este ‘Yoga’ cerebral mejora nuestro bienestar y nos permite apreciar mejor el mundo en el que habitamos. Pero no necesitamos acudir al budismo para encontrar todo esto.

El Emperador Romano, Marco Aurelio, (el que fue interpretado por Richard Harris en la película de Ridley Scott ‘Gladiador’), fue un filósofo Pagano así como un general y un emperador. Él dictó sus obras filosóficas de noche y en su carpa, mientras se encontraba en campaña militar. Él no era un místico y no se podría decir otra cosa sobre su compromiso con su mundo. Él abogó por hacer frente a ese mundo a través de la atención enfocada, y para aquellos que aman la ley de tres, esta fue su regla triple sobre la vida:

Juicio objetivo, ahora, en este preciso momento.

Acción altruista, ahora, en este preciso momento.

Estar dispuesto a la aceptación – ahora, en este preciso momento – de todos los eventos externos.

Eso es todo lo que necesitas.

Marco Aurelio (121-180 dC), Meditaciones, 9.6 (Stephens 2012, 115)

La ‘Aceptación’ no es asentimiento

‘Aceptación’ no significa que hemos renunciado a nuestras ambiciones para cambiar el mundo que nos rodea. La motivación que conduce a muchos de nosotros a llegar al Paganismo es cambiar; si no es a todo el mundo, por lo menos a nosotros mismos.

Nuestras tradiciones espirituales enfatizan el cambio – el ciclo estacional cambiante y las fases cambiantes de la luna. Para entender mejor lo que queremos cambiar, sin embargo, tenemos que ver con claridad y sin la distorsión de nuestras esperanzas, miedos, pensamientos y ansiedades. Necesitamos, por así decirlo, limpiar la lente de los sentidos para que podamos experimentar con claridad el mundo que nos rodea. Podría tratarse de ser como catadores probando un buen vino. Mirar sus colores, oler antes de probar, dejar que el líquido se mueva alrededor de la boca para experimentar las “tonos” de su sabor. Podemos aprender a notar más y apreciar más de lo que está a nuestro alrededor si tomamos descansos cortos durante el día, incluso si sólo fuera una vez al día, para estar totalmente presente en el momento.

Conciencia sensorial de la vida cotidiana

Este es un ejercicio simple que podemos hacer discretamente en casa o en el trabajo para centrarnos, enfocarnos y conectarnos con el mundo que nos rodea. Es particularmente útil si tienes la tendencia de quedarte pegado en el trabajo, pasando horas sentado en una posición que es mala para tu espalda o si es que tu mente se escapa hacia fantasías o pensamientos negativos. Esto involucrará la vista, el oído, el tacto, el olfato y el gusto. No te preocupes si uno de sus sentidos no funciona. Sólo usa aquellos que tengas.

Photo courtesy of Shutterstock.
Photo courtesy of Shutterstock.

Ejercicio de las “Cinco cosas ‘

  1. En primer lugar, toma 5 respiraciones lentas y profundas hacia dentro y fuera. Expande tus músculos del abdomen para llevar el aire a los pulmones y retrae los músculos hacia adentro para expulsar el aire nuevamente, en un ritmo lento y constante.
  2. Concentrarse en la respiración por otras 5 respiraciones: observe las sensaciones de aire frío pasando por sus fosas nasales y hacia abajo en los pulmones y el aire caliente que sale de tu cuerpo. Nota que su caja torácica sube y baja, el ligero movimiento de sus hombros, la expansión y la contracción del abdomen.
  3. Toma otras 5 respiraciones profundas y lentas, deliberadas.
  4. Visión: Ahora tome nota de lo que está a tu alrededor, a partir de lo que se puede ver: notar 5 cosas que se pueden ver.
  5. Toma otras 5 respiraciones profundas y lentas, deliberadas, notando el flujo de aire dentro y fuera de tu cuerpo.
  6. Audición: Escucha atentamente los sonidos a tu alrededor y en tu interior: nota cinco cosas que tú puedas oír.
  7. Tacto: Observa 5 cosas que puedas sentir. Tus pies en el suelo, los muslos en la silla, los anillos en tus dedos, por ejemplo.
  8. Una vez más, toma 5 respiraciones profundas y lentas, deliberadas; notando el flujo de aire dentro y fuera de tu cuerpo.
  9. El olfato y el gusto: Observa 5 cosas que usted puede olor o degustar. Observa cómo son los diferentes gustos en las diferentes partes de tu boca y tu lengua.
  10. Toma 5 respiraciones más y con tu mente re-enfocada, ve a la siguiente tarea de tu día.

Una vez hecho este ejercicio un par de veces, intenta adaptarlo como una preparación para el ritual o la meditación.

 

Referencias

Kabat-Zinn, Jon. Wherever you go, there you are: Mindfulness meditation in everyday life. New York: Hyperion, 1994.

Stephens, William O. Marcus Aurelius: A guide for the perplexed. London: Continuum, 2012.

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk)

One thought on “Presenciar el Ahora”

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: