Bendiciones del solsticio de verano de Belisama

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk)

Bendiciones del solsticio de verano de Belisama

En el Pleno verano nuestra tierra en Bretaña, la región celta del noroeste de Francia, invocamos a Belisama, la Brillante, Señora de Verano. Algunos dicen que ella es la brillante luz dorada del sol; otros que es la más fogosa, una Señora de Batallas y Flechas. La encontramos en Francia y la encontramos también en la región de Milán al norte de Italia, donde las tribus celtas llegaron en busca de nuevas tierras.

Encontrar una Diosa de la Tierra

El Paganismo en Bretaña se encuentra apenas por debajo de la superficie, su cultura ha sido protegida por siglos por la lengua Bretona, que pocos y solo Bretones podían entender. El Cristianismo y el Paganismo se fusionaron y antiguas costumbres quedaron ocultas bajo un barniz de lo nuevo. Los Altares romanos a Mitra se convirtieron en una parte de las iglesias Cristianas. Las estatuas Celto-romanas de la Diosa reaparecieron como Madonas.

Standing stones at Carnac, Brittany. Photo by duchy, courtesy of Shutterstock.
Standing stones at Carnac, Brittany. Photo by duchy, courtesy of Shutterstock.

Las deidades ancestrales en Bretaña viven y descubrimos que cuando empezamos a trabajar nuestros ritos fuera de nuestras tierras, las deidades que habíamos adorado en nuestro templo en Londres no nos hablan aquí en la tierra rica, ni en las brisas teñidas de sal, ni en las sombras de las piedras erguidas debajo de un cielo estrellado y enlazados con estrellas fugaces. En nuestros primeros rituales en el círculo de piedras que habíamos creado, invocamos a los cuatro cuartos utilizando imágenes de la tradición celta – el halcón del este, la yegua blanca del sur, el salmón del oeste y el toro negro del norte. Como los nombres de deidades que utilizamos en Inglaterra e Irlanda parecían inadecuados, invocamos a la Diosa y Dios como ‘Señora’ y ‘Señor’. Entonces, nos sentamos en círculo alrededor del fuego y esperamos. Escuchamos el viento en los árboles, a los bufidos de los búhos, que crujidos de los arbustos que nos señalaban que los animales curiosos habían venido a ver nuestro fuego ritual. Por la luz del fuego parpadeante y chiflidos de la madera, escuchamos con esa atención enfocada con la que reconocemos lo divino en los patrones del sonido; y vengan a nosotros, así, palabras en las que encontremos significado.

Escuchamos y en el viento vino un sonido. Comparamos nuestras notas, y sí, todos habíamos escuchado la misma cosa. Habíamos encontrado nuestra primera deidad. La intuición había encontrado un nombre y ahora era el momento que el pensamiento se hace cargo. Compramos libros sobre la historia celta de Bretaña y descubrimos las obras de Christian-J. Guyonvarc’h, profesor de Estudios Celtas en nuestra universidad regional de Rennes, y las investigaciones de nuestros historiadores locales bretones, como Gwenc’hlan Le Scouëzec. Empezamos a descubrir nuestras Diosas y Dioses. Descubrimos así a Belisama y la empezamos a adorar.

La Diosa de Oro

Los mares que rodean a Bretaña por tres lados traen consigo niebla, lluvia, viento y sol. Es una tierra de largas tardes doradas de verano, cuando el atardecer torna al cielo color ámbar, naranja, albaricoque y rosa. Es esta la luz dorada del sol la que en el siglo XIX trajo a Bretaña a pintores como Paul Gauguin para pintar “The yellow Christ” y “Hay Stacks in Britany”. Descubrimos que es Belisama la Diosa del sol dorado de verano que comienza en Beltane. En estas largas tardes doradas, los rayos del sol convierten los cristales de cuarzo de nuestra granja en granito, y los graneros en luz espumosos y dorada. Sentimos a presencia de Belisama en el círculo y alrededor del círculo en los días alargados de verano. Nosotros la sentimos como energía, de oro y de la luz, alegre y creativa. Hay risas allí y también fortaleza. Nosotros la sentimos ni como Virgen ni como Madre; pero como una Diosa amante quien toma a quien ella así lo quiera como su amante y que entrega su amor a todos.

Fuego y agua

Photo by Jag_cz’s, courtesy of Shutterstock.
Photo by Jag_cz’s, courtesy of Shutterstock.

En el medio verano el sol, con toda su fuerza, entra en el signo de agua de Cáncer. Midsummer tiene las energías del fuego y del agua, el agua suave de las lluvias de verano. Y, en nuestro trabajo ritual con Belisama, ella llega como una Diosa tanto solar como de agua. Nuestros veranos bretones son veranos de sol y lluvia, así que esto hace sentido para nuestra tierra.

En nuestras investigaciones, descubrimos que hay una asociación con el agua. El geógrafo de la era Romana llamado Ptolomeo registró el nombre del río en el noroeste de Inglaterra, el que ahora es llamado “Ribble as Belisama”. Nos damos cuenta de que nuestras visiones de Belisama son como la carta de La Estrella en el tarot. A menudo la vemos junto a corrientes de agua dulce, pero nunca la hemos visto por el mar o por aguas tranquilas como la de los lagos. Ella es una Diosa del movimiento fluido. La vemos caminar por las orillas del río de cáñamos y flores. Nosotros invocamos a Belisama cuando nuestros iniciados italianos nos visitan desde Milán. Mientras la Diosa es invocada, la luna llena se eleva enorme y dorada. Ahí vemos a otra imagen de Belisama. ¿Será ella una de las lunas doradas del verano la que vemos tan a menudo en nuestra tierra encendida de luz amarilla?

Crecer más cerca de nuestros Dioses

En muchas tradiciones Paganas del misterio la invocación es el sacramento, es el proceso central y sagrado por el cual el adorador y lo adorado crean una identificación temporal entre un ser humano y lo Divino. En esos momentos de fusión, encontramos una clara visión, es decir, la inspiración, el poder y, a través de una experiencia interior, la sabiduría que pueda informar nuestra práctica espiritual y nuestra vida cotidiana.

La espiritualidad Pagana a menudo utiliza símbolos en lugar de palabras para transmitir significados espirituales. No estamos atrapados como las religiones del ‘libro’ lo pueden estar por las interpretaciones que hicieron un conjunto de seres humanos en una época determinada y en una cultura en particular. A través de los símbolos, los dioses pueden hablar con nosotros y evolucionar nuestra comprensión de ellos. Adoramos Belisama, y nuestras imágenes y comprensión de Ella evolucionan. La espiritualidad Pagana se enfoca en los símbolos, lo que significa que las ideas pueden evolucionar con el tiempo – se pueden hacer cambios y la espontaneidad y la creatividad ritual alentadas. Belisama ha llegado a nosotros, nuestro círculo y nuestro templo. Sabemos muy poco en cómo la gente de los siglos pasados la entendia y la adoraba. Belisama es como la luz solar, ella que cambia día a día. Estamos contentos con adorarla como ella decida venir a nosotros y en ella vemos, conocemos y recordamos la cara hermosa y extensa de la naturaleza en verano.

Bendiciones del solsticio de verano

Que tus deidades vengan a ti a medida de cómo tú honras el ciclo de las estaciones. Que tu Pleno Verano sea dorado de prosperidad y sanación. Que sean tú y tu camino bendecidos.

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk)

One thought on “Bendiciones del solsticio de verano de Belisama”

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: