Honrar a los Ancestros-Eleanor Ray Bone

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk)

Septiembre de 2015

Honrar a los Ancestros – Eleanor ‘Ray’ Bone

El sábado 12 de septiembre un grupo de Paganos se reunieron en el pueblo de Garrigal en el norte de Inglaterra, no lejos al sur de la Muralla de Hadrian y la frontera con Escocia. Para los estándares de la pequeña isla que es Gran Bretaña, este es un lugar remoto. Situado en el centro de los Apeninos del Norte, un paisaje de colinas, páramos de brezo y turberas; una de las más grandes zonas del Reino Unido designada oficialmente por su Excepcional Belleza Natural.

En el corazón del pueblo, la plaza principal, yace el único pub. Este lleva un nombre muy tradicional Inglés: el de George y Dragón, pero no fue la promesa de una auténtica cerveza a los pies de una chimenea caliente la que me trajo a mí y a otros al pueblo de Garrigal en un día lluvioso de finales de verano. Estuvimos allí en honor a uno de los “antepasados” del Paganismo contemporáneo, Eleanor Bone, y para celebrar la colocación de una lápida en su tumba.

La Matriarca de la Wicca Gardneriana Europea

Pocas personas han oído hablar de Eleanor. Ella no fue una autora famosa, aunque sí escribia; pero ella es una figura prominente en la historia de la Wicca. Eleanor ‘Ray’ Bone (15 de diciembre de 1911 – 21 de septiembre de 2001), fue una de las últimas iniciadas de Gerald Gardner y líder de cóven por muchos años. Al igual que la línea de “Long Island” de los Estados Unidos, en Europa los iniciados descendientes de Eleanor Bone son el grupo más grande de Wicca Gardneriana. Uno de sus actos más conocidos fue el salvar la tumba de Gerald Gardner. En 1968, ella viajó a Túnez, en el norte de África, para visitar la tumba de Gardner y se horrorizó al saber que el cementerio estaba por convertirse en un parque público y que las tumbas estaban siendo removidas. Ella se dedicó a recaudar fondos entre los iniciados de Gerald y coordinó para que su tumba sea reubicada en un cementerio cercano a la antigua ciudad de Cartago, donde hoy en día todavía puede ser visitada.

Teniendo en cuenta cuán bien conocidas son autoras como Doreen Valiente y Pat Crowther, puede ser sorprendente para los que están fuera de Europa aprender que la mayoría de Gardnerianos europeos descienden por la iniciación de las Altas Sacerdotisas que no son especialmente famosas. Hay muchos que han dirigido cóvens por generaciones y cuyos iniciados, a su vez, han salido a fundar los suyos, cuyos nombres son desconocidos, excepto para sus convens familiares.

En los últimos años, gracias a Internet, los nombres y las vidas de Eleanor Bone y de sus iniciados y de mis iniciadores, Madge Worthington y Arthur Eaglen, han llegado mucho más al dominio público. Una de las razones para el mayor interés es que la información ahora está más ampliamente disponible. Antes la gente habría tenido que tener acceso a la correspondencia privada para saber quiénes eran las personas de poder e influencia tras la esfera de la tradición después de la muerte de Gerald Gardner. Ahora la información sobre el movimiento de la Wicca Gardneriana se encuentra disponible fácilmente a partir de una búsqueda en Google

Otra de las razones por las que estas personas son más conocidas, se debe a que, quienes están interesados en el Paganismo, tienen también un interés en su historia inmediata. Muchos de nosotros nos involucramos en el Paganismo cuando nuestra historia no era más que un mito idealizado. Ahora, tenemos una historia real. Para aquellos en tradiciones iniciáticas, hay un árbol de la familia espiritual que tiene un significado tan fuerte para muchos, como los lazos de sangre. La gente quiere saber acerca de sus ‘antepasados’ – sus vidas, sus ambiciones, sus esperanzas y sus temores por la tradición Pagana que estaba en el proceso de creación.

Ya que nuestros predecesores escribieron libros, sabemos mucho más acerca de sus pensamientos y sueños; pero esto es sólo una parte, la parte pública. En la mayoría de los casos, no tenemos acceso a los diarios y las fotografías que hubieran mostrado más sobre su vida privada. Este tipo de registros se han convertido en algo importante a medida que viajamos por las generaciones. Las personas quieren saber y entender a quienes iban por delante; no porque los consideramos una nueva generación de “santos Paganos”; no los estamos observando esperando que sean perfectos y “santos”. Pero, sí encontramos en su dedicación una fuente de inspiración para esta difícil tarea que hacemos, la de tratar de construir un nuevo Paganismo para satisfacer las necesidades del mundo contemporáneo.

Creación de un Paganismo enraizado

lapidaEleanorPara algunas personas la creación de un Paganismo auténtico y enraizado significa el tratar de reconstruir fielmente las prácticas de aquellos quienes vivieron hace mil años o más. Para mí esto no proporcionaría autenticidad; la esencia del Paganismo es que se trata de lo que encontramos a alrededor nuestro, en el universo. Debe crecer y evolucionar, incluso a medida que crecemos y evolucionamos. Esto es tan cierto en la práctica entre generaciones como lo es dentro de nuestros propios ciclos de vida, mientras nuestras necesidades evolucionan y cambian con la edad. Buscamos, más bien, conocer cómo nuestros predecesores inmediatos pensaban, sentían y cómo practicaban para que podamos encontrar la inspiración para establecer un Paganismo que tenga sus raíces enraizadas en el “ahora”, tal y como ellos también lo hicieron en su momento.

Eleanor Bone, Madge Worthington, y aquellas personas de su tiempo pertenecían a las generaciones se encontraban en el proceso de convertirse en post- Cristianos, dentro de un contexto de guerras mundiales y cambios en las sociedades globales. Gran parte de su Paganismo fue intencionalmente contra-cultura: equidad de género, la desnudez, ideas liberales sobre la expresión sexual… todo esto era parte de su Paganismo, ya que trataron de deshacerse de las ataduras de los sistemas pasados de pensamiento dominante.

Para Madge y para muchos de los que abrazaron el Paganismo en el siglo 20, la relación del ser humano con el entorno que nos rodea también fue un factor de decisión. Las personas buscan lo Divino en el mundo natural en un momento en que la civilización urbana supone un nuevo dominio. A medida que el concreto se expandía, los seres humanos en el Oeste urbanizado anhelaban la naturaleza, los campos, arroyos y bosques. Como Doreen Valiente lo escribió en un canto de Beltane (1971), nuestra esperanza era:

Deje que los arroyos y campos sean puros,

Tierra y cielo sean limpios una vez más…

Estas motivaciones de nuestros predecesores que les ayudaron a encontrar el Paganismo, continúan siendo importantes; pero la gente no necesita al Paganismo para encontrar expresiones liberales de la sexualidad, la ecología o el empoderamiento de las mujeres. Estos se han convertido en parte de la corriente principal de la vida contemporánea. Entonces ¿qué más nos impulsa?

En busca de los misterios

Otra cosa que nuestros predecesores buscaban era misterio. Wicca ahora es mucho menos misteriosa de lo que una vez fue. Mucho ha sido expuesto a la luz de los medios de comunicación y el mundo académico. Pero las imágenes evocadoras de la Wicca, con sus ritos nocturnos, la belleza de sus artefactos, la cohesión de su pequeño grupo, y su énfasis en lo que es “eterno y prevaleciente”, que no son materialismo sino valores y verdades más profundas; todo esto continúa siendo atrayente.

Por esto Wicca conserva su lugar como un hogar para aquellos quienes buscan mirar más allá de las preocupaciones cotidianas de la vida material. Nos ayuda a encontrar maravilla y encanto en la galaxia que se desarrolla alrededor de nosotros, y a participar profundamente en la lucha de la humanidad contra las complejidades de vivir en un cuerpo animal que posee la visión de la eternidad. Nuestras tradiciones espirituales pueden ayudar a la humanidad a llegar a un acuerdo con la conciencia que se expande más allá de los confines del cuerpo físico.

forest

Un sensación de asombro

Nuestros predecesores fueron mujeres y hombres que buscaban los misterios, no necesariamente en el sentido de lo que es secreto, pero de lo que sólo se puede encontrar por aquellos que tienen ojos para ver. Wicca se trata de ver el mundo de una manera diferente; ver a través de la superficie aparente de la materia para asombrarse por el misterio de la creación de la materia y de su fuente más allá de las estrellas. Gerald Gardner en Witchcraft Today escribió:

La brujería fue, y será, no un culto para todos. A menos que tengas una atracción por lo oculto, un sentido de asombro, la sensación de que puedes deslizarte por unos minutos fuera del mundo hacia el mundo de hadas, no será de ninguna para ti. (Gardner 1954, p.29)

A mujeres como Eleanor Bone y Madge Worthington, y hombres como Gerald Gardner, los honramos porque fueron quienes “mostraban el camino”. Vivieron de acuerdo a su visión, y por esto los honramos. Doreen Valiente y Gerald Gardner ahora son oficialmente conmemorados en las últimas casas en las que vivieron, por placas azules que en Inglaterra se utilizan para honrar a los grandes y los buenos que han contribuido a la sociedad. Ellos son honrados junto con los políticos, héroes militares, artistas, músicos, escritores y poetas; reconocidos por ser poetas del espíritu: quienes ayudaron al espíritu humano a expandirse y evolucionar.

Su nombre está tallado

Eleanor Bone y Madge Worthington son menos conocidas pero son honradas dentro de su propia comunidad espiritual. Fue con alegría que me reuní con otros miembros del Comité Memorial Eleanor Bone, sus descendientes iniciáticos, otros paganos, su nieta, y miembros de su comunidad local para celebrar la construcción de la lápida de Eleanor con un rito para bendecir la tumba. También honrados a quienes no pudieron estar con nosotros ese día: a los de todo el mundo, sus descendientes espirituales y su más amplia “tribu”, quienes han contribuido a la compra, la talla y la erección de la piedra. Para el rito de bendición de la tumba del sábado, Pat Crowther proporcionó amablemente las palabras que Eleanor misma había utilizado en la tumba de Gerald, y su nieta leyó el poema de Doreen Valiente “Elegía para una Bruja Muerta”. Tal y como Eleanor honró a su iniciador Gerald Gardner al coordina la preservación de su tumba en Túnez, ahora era también apropiado honrada de manera similar. En piedra los recordamos y su nombre fue tallado con orgullo.

La piedra sobre la tumba de Eleanor fue erigida después de la recaudación de fondos por el Comité Memorial de fondos de Eleanor Bone, presidido por Sophia Boann. Más información se puede encontrar en: http://eleanorbone.org/

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” en Patheos.com Traducido al Español por Madelaine Benítez (LaMadduk)
%d bloggers like this: