Luz en la oscuridad en el Día de Brigantia

Artículo escrito por Vivianne Crowley para su columna “Greening the Spirit” 2017 en Patheos.com Traducido al Español por Ramien Mhadath para wiccatradicional.org

Salve Brigantia, Hija Real
Reina Grandiosa, Celestial
Jinete en el Carruaje
Dorada Llama Ardiente
Lanzadora de la Fiera Saeta
Precisa en tu objetivo

Cada día que canto tus alabanzas
No seré asesinada
No seré perseguida
No seré apresada
No seré herida
No seré abandonada

Ningún poder de la tierra me enterrará
Ningún poder de fuego me quemará
No habrá muerte acuosa esperando por mí
Ningún viento doblará mi voluntad
Bajo el estandarte de Brigantia
Tu lanza es mi protección
En las horas de oscuridad previas al amanecer
Permaneceré, permaneceré

Salve Brigantia

“Boadicea and Her Daughters” Statue in London
“Boadicea and Her Daughters” Statue in London

Para muchos de nosotros, la temporada de Imbolc es la estación de la Diosa Celta cuyos nombres conocemos gracias a antiguas inscripciones y a su asimilación en la Era Cristiana entre la miríada de santos. Ella es Bride de los escoceses, Brigid de los Irlandeses, Berc’hed de los Bretones, Brigantia de Bretaña y Galia. Como todas las Grandes Diosas, se le honra en muchas facetas. Es la sanadora gentil, la bardo, la patrona de la creatividad y artesanía. Ella es también una diosa invocada por hombres y mujeres guerreros mientras conducen sus carros a la batalla. Hay momentos cuando necesitamos una diosa Guerrera, y es en este aspecto que la requerimos ahora.

La sombra de Acuario.

Estamos en las primeras décadas de la Era de Acuario, la cual dura por algo más de dos mil años, apenas un “mes” en el ciclo de un Gran Año. Hace dos décadas, el Analista Jungiano Murray Stein escribió:

La historia y el mito convergen en momentos como este, y los temores y expectativas alcanzan un crescendo. A medida que la rapidez del cambio se acelera, se hace evidente que nadie, ni siquiera la gente equipada con las más rápidas redes computacionales, pueden registrar la multitud de detalles, mucho menos controlarlos. Los tiempos se apresuran como un río repleto, nuestro destino dirigido por fuerzas más allá de nuestra comprensión, mucho menos nuestro control. Un fin y un comienzo están a punto de coincidir. (Stein 1998, xx)

Este año, con la entrada del sol al signo astrológico de Acuario, los cataclismos en el microcosmos se ponen a la par con aquellos cataclismos mayores del cambio de Eón. El mundo respira profundamente y mira cómo América elige su nuevo jefe de estado. En el siglo veinte, cuando el mundo esotérico comenzó a hablar sobre el amanecer de la Era de Acuario, se creyó que sería un despertar de todas las cualidades positivas de Acuario. Esperábamos una Era de humanismo, en la cual los seres humanos lograran darse cuenta de la importancia de la unicidad y autonomía de cada individuo, pero aparejado esto de la comprensión de nuestra profunda interconexión. Carl Jung escribió sobre el inconsciente colectivo, la psique grupal de la humanidad. Esperamos que haya un nuevo amanecer de esta consciencia más amplia y profunda que nos ayude a sobreponernos a las barreras que nos separan, y logremos tener un sentido interior de cómo cada uno de nosotros es una célula en el todo mayor.

Pero los nuevos nacimientos se acompañan de dolores de parto. En el comienzo del nuevo ciclo de dos mil años, estamos experimentando no sólo las esperanzas de Acuario, sino también su sombra. Cada Eón tiene un lado sombrío, así como cada uno de nosotros tiene una sombra. La Era recién pasada fue la de Piscis, una Era que buscó enseñar el amor universal, pero su sombra fue el lado negativo de Virgo. Los ideales de los maestros espirituales se convirtieron en textos codificados y reglas. Se desarrolló un conflicto en la psiquis humana, entre espíritu y materia, alma y cuerpo, espiritualidad y sexualidad. En la era actual, hemos tratado de derrocar las reglas y liberar el cuerpo, pero ahora estamos experimentando el lado sombrío de Acuario. Este es el Rey tirano, el lado negativo de Leo. A través de todo el mundo, la gente está abandonando la visión democrática de la libertad de los seres humanos con la responsabilidad colectiva de regirse a sí mismos. En cambio, la gente está entregando su autonomía a dictadores del terror, que buscan dividir y reinar.

Celto-Roman altar to Jupiter and Heavenly Britannia, Corbridge, England. Public domain
Celto-Roman altar to Jupiter and Heavenly Britannia, Corbridge, England. Public domain

¿Cómo podemos los Paganos responder a estos nuevos desafíos y crisis?

Somos afortunados al tener muchos dioses. Tenemos dioses para la paz y la guerra, para la pasión y la razón, para protección y ataque. En esta era, haremos bien en escoger como nuestras deidades aquellas que nos inspiran la acción correcta, el pensamiento correcto, amor correcto, y espíritu correcto. Es fácil caer presa del odio. El odio siempre es más fácil que el amor, la negación que la creación. En lo profundo de nosotros yacen importantes impulsos agresivos. Son importantes debido a que son los impulsos que ayudan a nuestra especie a sobrevivir, pero si no se les canaliza positivamente pueden destruirnos.

Hay mucho en el mundo actual que como Paganos necesitamos desafiar, contrarrestar, y buscar un cambio activamente. Para levantarnos contra los que son irracionales, los aterrorizadores, los que buscan el odio, los destructores, necesitamos no el vino mareador e intoxicante de la justa cólera Leonina, sino el pensamiento tranquilo, claro, analítico y estratégico, que constituye lo mejor de Acuario.

Parte de la inspiración para el Paganismo contemporáneo proviene de nuestras raíces indígenas. También le debemos mucho las culturas Paganas de África y Europa – Egipto, Creta, Grecia, Roma y otros demasiado abundantes para nombrarlos. Una de las grandes inspiraciones del revival esotérico Pagano fue el Corpus Hermeticum, un texto de dos mil años de antigüedad, que recopila las enseñanzas de la sabiduría Greco-Egipcia y que fue compilado en los primeros siglos de la transición de Aries a Piscis.

¿Quién sino civilizó el mundo, y construyó las ciudades, sino los nobles y reyes del Paganismo? ¿Quién puso orden en los puertos y ríos? … Han descubierto el arte de sanar el alma; también han difundido el arte de curar el cuerpo. Han llenado la Tierra con formas de gobierno establecido, y con sabiduría, la cual es el bien más preciado. Sin el Paganismo el mundo sería vacío y miserable.

 (Scott 1985 ed.; publicado por primera vez 1924, 105)

El Corpus Hermeticum valientemente acredita a los Paganos por la ingeniería, arquitectura, medicina y ciencia que estaría perdida por siglos, cuando la nueva era rechazara el conocimiento pasado e insistiera que su fantasía de un universo geocéntrico era la acertada, pese a toda la evidencia en contra. Vemos el mismo patrón hoy – el rechazo de la ciencia por la ideología, de los hechos por las creencias autoserviciales.

Brigantia-Minerva. Celto-Roman, Brittany, France. Henri Moreau. Creative commons
Brigantia-Minerva. Celto-Roman, Brittany, France. Henri Moreau. Creative commons

Permitamos que la luz  brille en la oscuridad en el día de Brigantia.

Parte de lo que buscamos en el Paganismo contemporáneo es romanticismo y fantasía. Esto es bueno. El mundo de la imaginación creativa es uno de los mayores dones de la humanidad, pero también necesitamos una forma de pensar que sea de Tierra y Aire, de realismo y claridad. Es importante recordar que esto también es una parte fundamental del Paganismo contemporáneo. Como paganos, honramos nuestras diosas guerreras, y podemos recordarnos a nosotros mismos que, con el tiempo, Brigantia se fusionó con la sabia Minerva. Para cabalgar en forma segura a través de los cambios que vendrán, debemos permanecer fieles a nuestros ideales y valores cuando nos enfrentemos a todo aquello que presione en contra de ellos. Debemos honrar la ciencia, la historia, y los hechos. Debemos ser activos políticamente para influenciar a aquellos en el poder para que ejerciten sus responsabilidades sabia y cuidadosamente. Debemos apoyarnos, y encontrar fortaleza e inspiración unos de otros, uniéndonos cada vez más a medida que vengan los cataclismos.

Algunos cambios negativos pueden traer nueva luz y un amanecer, cuando nos damos cuenta del valor de aquello que podríamos perder tan fácilmente. Permitamos que la luz de la Fuerza y la Sabiduría brille en la oscuridad en el día de Brigid, Bride, Brigantia.

Referencias.

Scott, Walter, ed. 1985 ed.; publicado por primera vez en 1924. Hermetica: the ancient Greek and Latin writings which contain religious or philosophic teachings ascribed to Hermes Trismegistus. Traducido por W. Scott. Vols. I: Introduction, texts, and translation. Boston, MA: Shambhala.

Stein, Murray. 1998. Transformation: Emergence of the self. College Green, TX: Texas A&M University Press.

 

Advertisements
%d bloggers like this: