Solsticio de Verano

El Solsticio de Verano, también conocido en Wicca y otras tradiciones Paganas como Medio-verano o Pleno-verano, marca el punto de crecimiento y potencia mayor del sol en su apogeo. Los días se han alargado, pero pronto las sombras se alargarán una vez más.

Este Festival habla también del el inminente tiempo de cambio, nada puede perdurar y florecer para siempre.  Los campos están creciendo, las flores florecen, y las jóvenes crías han nacido en los rebaños.

En el hemisferio Norte el solsticio de Verano se celebra en junio y en el hemisferio Sur en diciembre.

Los Ritos del Medio-verano en Paganismo son frecuentemente dedicados al Héroe Solar. En la mayoría de las tradiciones que preceden las religiones de la era común, existen leyendas, mitos e historias sobre la lucha entre ambos aspectos de la creación: la luz/creación versus la oscuridad/destrucción, no porque una sea mejor que la otra, sino por el simbolismo de que una no puede existir sin la otra, y que ambas son una parte importante para la vida. En varias leyendas es usual encontrarse con este héroe que pelea contra su hermano o su oponente, en una batalla para medir fuerza y traer balance a la tierra a travez de la renovación de la energía.



La Guarida de Mushu y los
Talleres de la Rueda del Año 2015-2021

“Los Festivales de las estaciones tienen un muy importante mensaje: que la Rueda del Año gira de la oscuridad hacia la luz, y regresa hacia la oscuridad nuevamente; desde la labranza, la siembra, el crecimiento, la fructificación, la siega, la cosecha, el descanso, la renovación hacia el arar de nuevo. Nuestras vidas y destinos vienen y se van, pero la fuerza vital en sí misma prevalece y se vuelve a manifestar y sigue adelante.” Vivianne Crowley

En los Talleres de la Rueda del Año, aprenderás no sólo sobre el significado de esta festividad desde el contexto de Wicca Tradicional, sino que también sobre sus orígenes y podrás profundizar más en su simbolismo y misterio. Estas actividades también están diseñadas para inspirarte a emplear la energía de cada festival en tu vida cotidiana, tanto para llevar tu practica espiritual a un siguiente nivel, como también para autoconocerte, mejorar tu autoestima y re-conectarte con las energías de la Tierra.