Artículo: Brujas Reales Trabajando por Eleanor Bone

Artículo original publicado para la revista LIFE, en noviembre 1964.
Versión en español cortesía de SILVERCIRCLE España
Publicada el 9 de mayo de 2013

Brujas Reales Trabajando, artículo por Eleanor Bone.

Paganos ingleses mantienen vivo un antiguo culto

Ray Bone, suma sacerdotisa del coven de brujas de Londres, alza su espada sagrada y pide a los «Poderosos del Este» que protejan el círculo ritual en el que se reúnen cerca de Chipping Norton. Las brujas detrás de ella alzan sus cuchillos.

Ray Bone, suma sacerdotisa del coven de brujas de Londres, alza su espada sagrada y pide a los «Poderosos del Este» que protejan el círculo ritual en el que se reúnen cerca de Chipping Norton. Las brujas detrás de ella alzan sus cuchillos.

En un rito de mil años de antigüedad, las brujas bailan alrededor de la hoguera dentro del prehistórico círculo de piedras de Rollright que aún se mantiene en Oxfordshire. En el clímax del baile saltan sobre el fuego (abajo) para estimular el sol como fuerza de vida.

En un rito de mil años de antigüedad, las brujas bailan alrededor de la hoguera dentro del prehistórico círculo de piedras de Rollright que aún se mantiene en Oxfordshire. En el clímax del baile saltan sobre el fuego (abajo) para estimular el sol como fuerza de vida.

Ray Bone, suma sacerdotisa del coven de brujas de Londres, alza su espada sagrada y pide a los «Poderosos del Este» que protejan el círculo ritual en el que se reúnen cerca de Chipping Norton. Las brujas detrás de ella alzan sus cuchillos.

Ray Bone, suma sacerdotisa del coven de brujas de Londres, alza su espada sagrada y pide a los «Poderosos del Este» que protejan el círculo ritual en el que se reúnen cerca de Chipping Norton. Las brujas detrás de ella alzan sus cuchillos.

La Víspera de Todos los Santos siempre ha sido una noche que evoca misterio y terror, con fuerzas oscuras que campan por la tierra y brujas removiendo brebajes de magia negra. En la Inglaterra del s. XX estas historias son más que cuentos de niños. Hay personas que se llaman a sí mismas brujas (posiblemente hasta 6.000) y se reúnen en pequeños grupos para perpetuar rituales paganos que antedatan el cristianismo del país. Insisten en que tienen una religión vital y creciente, y que trabajan en ella muy seriamente.

Se reúnen regularmente en páramo solitario, o en una casa de campo, o incluso en un dúplex de Londres. Los participantes (una verdulera, una ama de casa, un abogado, y un profesor universitario) parecen haber sido extraídos al azar de la esquina de una calle londinense. Se construye una hoguera y se traza un círculo a su alrededor con una espada. Una en una todas las brujas se mueven dentro del círculo, alternando lugares mujeres y hombres. Se toman de las manos y comienzan, despacio al principio, a caminar alrededor del fuego.

Se echan a trotar, después a correr. De sus gargantas brota el inquietante canto con siglos de antigüedad: Eko Eko Azarak, Eko Eko Zomelak, Eko Eko Gananas, Eko Eko Arada. Este ritual es un acto de veneración, no de magia. Las deidades de las brujas son un dios sol y una diosa luna, y los devotos se reúnen en «covens» de 12 presididos por un «sumo sacerdote» o «suma sacerdotisa». Y, como explica una cándida bruja en el artículo que comienza en la página 60, ellos no ven nada extraño o escandaloso en lo que creen.

«Las brujas somos gente sencilla» por Ray Bone

La Sra. Ray Bone, una ama de casa y encargada de una residencia de ancianos, es también una suma sacerdotisa. Aquí nos ofrece la visión de una bruja sobre su arte. 

Para encontrar el origen de la brujería debemos retroceder un largo camino en el tiempo, miles de años antes del cristianismo, de vuelta a la antigua religión; una religión pagana. Preguntas si somos paganos, y la respuesta es: «¡Sí, lo somos!» No tengo duda de que algunas personas dirán que «Pagano seguramente significa “gentil o ignorante.”» Este es el significado que se ofrece en el diccionario, pero la palabra deriva de Latin paganus: la zona rural. De modo que simplemente significa «del campo».

La palabra «bruja» deriva de la palabra Anglo-Sajona «wicca», que significa «sabia» o «hechicera». Los wiccan eran el sacerdocio de la antigua religión que adoraba al dios solar y la diosa lunar. Conectado de forma inseparable con la diosa lunar se encuentra el gato, símbolo de aspecto femenino de lo divino.Allí donde existía el culto de las brujas, sus seguidores se reunían cuatro veces al año para celebrar los misterios de su fe. Estaban los cuatro Sabbat mayores (Candelaria, Primero de Mayo, Lammas y Halloween (o, como se llamaba antes, Samhain, que significa «el verano termina»). Esta división del año enfatiza las época de apareamiento de ciertos animales salvajes y domésticos.

En los viejos tiempos el «coven» de las brujas tenía reuniones semanales conocidas como Esbats. Eran parcialmente trabajo y parcialmente religiosas. Las brujas era consejeras de la gente ordinaria. Eran curanderas, hábiles en el uso de las hierbas y la destilación de pociones. En los grandes Sabbats, cuando todo el mundo se reunía, se montaba un festín para celebrar los regalos de los dioses.

Popularmente, se creía que las brujas viajaban a estas reuniones volando en escobas, aunque yo pienso que la única cosa creada por las brujas que flotase por el aire era su imaginación. Hay muchas recetas para «ungüentos voladores» que se han mantenido durante siglos y, evidentemente, el contenido de algunos de estos, como el acónito y la belladona, cuando son frotados contra la piel, inducirían a estados de trance, alucinaciones y la sensación de volar. La escobas eran usadas, ciertamente, en algunos ritos de fertilidad. Las brujas bailaban a horcajadas de la escoba, saltando alto de tanto en tanto, con la teoría de que si saltaban alto, las cosechas crecerían alto.

La suma sacerdotisa Artemisa remueve una mezcla de sal y agua que es usada para “purificar” el círculo en todos los ritos de brujería. En la mesa hay un incensario, una cuerda y una estatua de la diosa. A la derecha un baúl de hierbas que contiene incienso.

La suma sacerdotisa Artemisa remueve una mezcla de sal y agua que es usada para “purificar” el círculo en todos los ritos de brujería. En la mesa hay un incensario, una cuerda y una estatua de la diosa. A la derecha un baúl de hierbas que contiene incienso.

Hemos de recordar que el cristianismo fue traído a Inglaterra por extranjeros. Agustino, el primer Arzobispo de Canterbury, vino de Roma y, en el s.VII la iglesia fue organizada en Inglaterra por Teodoro de Tarso, con la ayuda de Adrián el Africano. Guillermo el Conquistador era cristiano, pero sus normandos eran principalmente de la antigua religión. Incluso los sacerdotes servía a menudo tanto a deidades paganas como al dios cristiano en aquellos días. En 1282 el sacerdote de Inverkeithin dirigió una danza de fertilidad alrededor del patio de la iglesia.

En el s.XIII la «brujería» fue declarada herética, pero no fue hasta el s.XIV cuando las dos religiones se enfrentaron. La batalla se propagó con furia a través de los siglos XVI y XVII, con los paganos luchando hazañosamente, pero perdiendo. Las últimas leyes contra la brujería fueron abolidas en 1951.

Y ahora, hablemos de las brujas del s. XX. ¿Qué tipo de personas son?

Bueno, somos personas sencillas ocupándonos de nuestros propios asuntos. Somos razonablemente inteligentes. Entre nosotros tenemos a médicos, profesores, hombres de negocios, granjeros, enfermeras, dramaturgos, trabajadores de oficina y y amas de casa. La mayoría de nosotros hemos estudiados religión comparada. No tratamos de convertir a otros, pero alentamos a la gente que tiene una inclinación por el arte. No aceptamos a todo el que quieren entrar.

La Sra. Bone da forma a una efige de cera de una mujer enferma y tiene la esperanza de ayudarla a través de «magia blanca» curativa.

La Sra. Bone da forma a una efige de cera de una mujer enferma y tiene la esperanza de ayudarla a través de «magia blanca» curativa.

Es difícil estimar el número, ya que no todos los covens se conocen entre sí, pero parece que el interés está creciendo. Creo que una de las razones es que la gente no logra encontrar la satisfacción espiritual que desean en las religiones organizadas.

¿Por qué somos brujas? Supongo que la razón es que sabemos que es el sendero correcto para nosotros. El arte es un culto a la fertilidad: veneramos la fuente de la vida. Nuestro dios, todavía el antiguo dios cornudo, para nosotros representa tanto la vida como la muerte. No le tememos porque creemos en la reencarnación. Normalmente nos reunimos una vez cada mes lunar, y aún celebramos los cuatro grandes Sabbats.

La Candelaria era originalmente el festín de las luces, que se celebraba el 1 de febrero con un ígneo ceremonial y que estaba vinculado con el retorno de la diosa del inframundo y el renacimiento de la naturaleza en primavera.

El Primero de Mayo, o Beltane, era un festival de fuego que se celebraba para estimular el sol como agente dador de vida al comienzo del verano. En Halloween los pastores repetían los ritos de Beltane para abrir paso al invierno.

Yule fue equiparado con el solsticio de invierno, la vuelta de la rueda del año, el renacimiento del sol y la renovación de la fertilidad.

Bajo símbolos cabalísticos, las brujas desnudas elevan sus cuchillos rituales para invocar a sus dioses en una reunión. Su desnudez escandaliza a muchas personas, pero las brujas afirman que esto representa la separación de lo mundano.
Bajo símbolos cabalísticos, las brujas desnudas elevan sus cuchillos rituales para invocar a sus dioses en una reunión. Su desnudez escandaliza a muchas personas, pero las brujas afirman que esto representa la separación de lo mundano.

Creo que en general se sabe que estamos desnudos en nuestros ritos. Esto ha dado pie a desaprobación, aunque a mí me parece obvio que la gente puede ser tan inmoral con su ropa que sin ella. La mujeres brujas siempre llevan un collar, un símbolo de renacimiento, y la suma sacerdotisa lleva un ancho brazalete de plata con su nombre de bruja grabado en él.

En nuestro círculo, el altar se coloca de este a oeste. Celebramos nuestros ritos; bailamos; cantamos. Después nos sentamos y conversamos.

Tratamos de ayudar a aquellos están en apuros o tienen problemas que no pueden solucionar por si mismos. Muchas personas escriben pidiendo nuestra ayuda. Todas las carta pidiendo ayuda son contestadas. Con frecuencia simplemente referimos a las personas a un consejero matrimonial. En esta era de ciencia (doctores, psiquiatras, cirujanos veterinarios, soporte legal, medicinas patentadas y ordenadores) uno puede pensar que no queda lugar para la bruja. Pero el sol aún se levanta por la mañana, y se pone por la noche; durante la noche la luna vela por nosotros. Las estaciones suceden a las estaciones, y hay nueva vida en las cosechas, los animales y el ser humano. ¿Y si el sol no volviese a salir o ponerse, si no hubiese sol, de qué nos serviría la ciencia? La fuente de vida ya no estaría ahí.

Las brujas del s.XX estamos felices con nuestro conocimiento; somos gente sencilla con creencias sencillas. Sabemos que, pase lo que pase, «mañana volverá a salir el sol».

Artículo original publicado para la revista LIFE, en noviembre 1964. Lee o descarga el artículo original en Ingles aquí, Archivo PDF.
Versión en español cortesía de SILVERCIRCLE España
Publicada el 9 de mayo de 2013

 

 

%d bloggers like this: